CHALECOS SALVAVIDAS HINCHABLES –otra posibilidad-

Somos muchos a los que el uso del chaleco salvavidas nos incomoda demasiado, debido sobre todo al exceso de calor que nos produce (favoreciendo la aparición de fatiga), restricción de los movimientos, roces etc.

Pues bien, existe otra posibilidad de ir en nuestro kayak comodamente protegido, e incluso aún mejor protegido. Es el empleo de chalecos salvavidas hinchables. No olvidemos que los chalecos que se utilizan habitualmente para kayak no son realmente salvavidas, son clasificados como auxiliares de flotación, con un máximo de 75 N de empuje. En caso de un desvanecimiento NO serían eficaces Los chalecos hinchables los podemos encontrar normalmente a partir de 150 N., ademas existen versiones sport con la que nos aseguraremos un mayor confort.

Se recomiendan para un uso permanente, tareas que requieran una importante libertad de movimientos, y sobre todo para usarlo en periodo cálido. El hichado se puede efectuar de 3 formas:

Hinchado bucal: Presente en todos los modelos, tanto manuales como automáticos. Es un sistema de seguridad adicional. Una vez hinchado el chaleco debe ser capaz de voltearnos en caso de estar flotando boca abajo y mantener nuestra cabeza por encima de la superficie del agua. Además normalmente incluyen elementos reflectantes, silbato, y tienen colores llamativos con el fin de facilitar nuestra localización.

Hinchado manual: el hinchado se produce estirando manualmente un tirador.

Hinchado automático: el hinchado se produce automáticamente al ponerse el chaleco en contacto con el agua.

Existen dos tipos de hinchado automático:

Con pastillla salina: la pastilla se disuelve en contacto con el agua, lo que dispara el hinchado del chaleco, este sistema no es recomendable para el kayak debido a que las salpicaduras pueden disparar el sistema.

Con sistema hidrostático Hammar: El hinchado del chaleco se produce por aumento de la presión cuando el usuario se hunde en el agua. Evidentemente a estos chalecos es recomendable hacerles una inspección periódica, que puede ser:

Trimestra: Estado de la funda protectora, de la estanqueidad de la cámara hinchable y del buen funcionamiento de los dispositivos de hinchado.
Anual: Complementaria por el fabricante o su representante acreditado. Pues bien, pienso que es una buena posibilidad para los que le “agobien” los chalecos habituales, eso si, supone por supuesto una mayor inversión.

Alberto “Uranoscopus”

Equipo Apeská, Septiembre 2007

~ por Apeská en 27 septiembre, 2007.

3 comentarios to “CHALECOS SALVAVIDAS HINCHABLES –otra posibilidad-”

  1. Donde lo puedo comprar ,cuanto cuesta y yo soy una persona que gorda que mete camisa xxl si abra medida para mi.

  2. Quiero saber su precio y en donde puedo comprarlo

  3. Entorno a los 80€, desde un decathlon hasta una tienda nautica.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: