Otras alternativas.

Pues sí señores, como dicen mis compañeros hoy he tratado de quitarme el gorila de no poder pescar y he decidido salir para hacer un artículo gráfico para nuestra página.

 

 

Para ello he echado en lo alto del coche mi kayak de travesía de 4,70, y he puesto rumbo a un destino cercano a mi domicilio, el embalse del Agrio, en Aznalcóllar.
Este embalse se nutre del aporte de dos ríos, el Agrio del cual recibe el nombre, y el cañaveroso por el oeste, el cual era mi objetivo para hoy ya que según mis datos es el itinerario más interesante de hacer en kayak.
Una vez atravesado Aznalcóllar tomo la carretera hacia El Castillo de las Guardas y llego a la presa del embalse. En el cruce que me encuentro giro a la izquierda y a unos tres kilómetros llego a un puentecito que cruza el brazo del Cañaveroso.
Pues bien, antes de cruzar el puente existe un camino a la derecha que me deja en la misma orilla , pudiéndose bajar la misma con el coche sin ningún problema.

 

 

El recorrido discurre por una sinuoso cauce encajonado entre montañas que cada vez se va haciendo mas estrecho.
La mañana se presenta fresquita, y con un viento desapacible que en ocasiones sopla con rachas fuertes, pero vamos, no presenta ningún problema para hacer el recorrido, así que sin mas me pongo a palear pasando por debajo del alto puente en el que observo que hay una gran cantidad de nidos de golondrinas y aviones, ya desabitados en estas fechas.
Ambas orillas están bordeadas por eucaliptos, aunque por las laderas de las vertientes podemos observar encinas, alcornoques, algún que otro madroño en flor, lentiscos etc.

 

 

Tras pasar la primera curva hacia la izquierda, de las ramas muertas de un arbol sumergido por la acción del embalse, levantó el vuelo una pareja de garcetas al mismo tiempo que se escuchaba el característico canto de una perdiz.

En el siguiente giro hacia la derecha esta vez lo que avisto son dos pescadores en kayak!!, así que presto, me dirijo hacia ellos para conocerlos. Tras las presentaciones de rigor conozco a Ivan y Rodolfo, expertos pescadores del Bass. Me explican que el día no se esta dando bien debido a que el agua esta excesivamente turbia, por lo visto es una buena zona para pescar esta especie debido a la gran cantidad de arboles muertos sumergidos que hay.

 

 

 

La pesca la desarrollan a spinnig, lanzando cerca de las ramas que afloran en la superficie.

 

Rodolfo me enseña su bien nutrida caja de señuelos, libélulas, rapalas, gusanos etc. Algunos son de creación propia como el mas impactante de ellos, ¡Una reproducción de un cadaver de pájaro!, al parecer de comprobada eficacia.
 

 

Tras la agradable conversación me despido de ellos y continuo la ruta. El cauce se va estrechando a medida que voy avanzando. Al realizar un giro hacia la izquierda, de la orilla levanta el vuelo una pareja de Garzas Reales, impresionantes verlas tan cerca, pues bien, este pintoresco par estuvieron jugando conmigo al gato y al ratón durante toda la travesía, es decir, levantaban el vuelo para luego posarse unos centenares de metros más adelante y repetir la operación a mi llegada.
 

 

Durante mi avanzar, observé bastantes especies de aves como petirrojos,  lavanderas cascadeñas, lavanderas blancas. Escuché los estridentes gritos de protesta de un arrendajo que no estaba de acuerdo en que yo anduviese por su zona. En los esqueletos de los árboles muertos se observaban numerosos agujeros hechos por los picapinos, aunque no logré ver ni escuchar a ninguno.
En un recodo del cauce me encontre con gran cantidad de restos de árboles y ramas flotando que supongo que son de la actividad del descorche más la acción de la corriente y viento, no fue mayor problema abrirse paso entre ellos.
 

 

A medida que proseguía río arriba el cauce se hacía mas estrecho, una culebra se descolgó de un tronco y se alejó nadando rápidamente hacia la vegetación. Observé que el agua se volvió cristalina lo que indicaba que me hallaba fuera de la influencia del embalse. Llegó un momento en que el cauce era apenas un arroyo por lo que desembarque para estirar las piernas y admirar el paisaje.
 

 

 
Tras el merecido descanso, (4 Km de recorrido aproximadamente), inicié el viaje de vuelta. Me propuse hacer deporte, por lo que le di caña y disfruté de la velocidad que llega a alcanzar este kayak.
 

 

Bueno, espero no haber aburrido mucho. Pero lo recomiendo. ¡No sólo de pesca vive el hombre!
 
 
Uranoscopus 4/11/2007.

 

Anuncios

~ por Apeská en 7 noviembre, 2007.

6 comentarios to “Otras alternativas.”

  1. Estupendo relato, y mejor tuvo que ser la experiencia.
    Felicidades.

  2. Bonito día, estupendo relato,bonitas fotografías, bonita piragua, menos el kayakista todo muy bonito.

    Un saludo

  3. Bonita descripcion del recorrido y de las sensaciones que has vivido al contemplar el medio natural

  4. Tiene guasa ignacio en alberto….. Muy bonito reportaje,las fotos chulisimas , y el kayak esta guapisimo ,le voy a decir a mi mujer q me compro otro a ver q me dice jeje.

  5. Buen paseo. El sitio muy bonito y el relato mejor.
    Gracias por compartirlo.

  6. Saludos Uranoscopus, haz elegido bien, Aznalcollar es de los mejores embalses de la zona, tanto por el ambiente que describes, realmente bello, como por la pesca que presenta, aparte de ser uno de los más limpios y con más agua de la provincia y casi de Andalucía. No suele bajar del 65-70% de capacidad. Muy bonito el relato. Y si lo que quieres es pescar dile a Sur-Suroeste que te lleve a los “agujeros” del embalse que se los sabe muy bien, jejeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: