Consideraciones sobre el Jigging

Esta nueva modalidad, “creada” y difundida por los japoneses por todo el mundo, entra con fuerza en el deporte de la pesca. De muchos es sabido que sus abuelos echaban un plomo rallado que lo hacían subir y baja.

También en los países nórdicos se utiliza desde hace siglos un método de pesca parecido para la pesca del bacalao, halibut o gallineta.

El jigging moderno se basa en la pesca con plomo anzuelado, pero sufriendo una gran evolución tanto en material como en técnica. Actualmente, el jigging moderno, se practica en fondos superiores a 40 metros, consistiendo en una pesca vertical, en la que hacemos bajar y subir el jig en una franja que hayamos decidido con la ayuda de la sonda y pescando al garete (a la deriva). En el jigging moderno, existen principalmente dos técnicas diferenciadas, el Short Jerking (tirón corto) y Long Jerking (tirón largo). En el Short Jerking (tirón corto): Dejaremos caer el jig hasta el fondo o es su caso la profundidad donde creemos están los peces. Empezaremos una recogida enérgica o pausada, haciendo bailar el señuelo con tirones cortos y secos. En el Long Jerking, los tirones que realicemos serán largos y estirados. Esta última técnica no es muy aconsejada desde kayak, pues por un lado tenemos limitado la longitud del tirón y por otro puede ser bastante fatigante. Desde barco se utilizan mucho las piernas. De todos modos en todo jigging, lo que debemos hacer es encontrar nuestro estilo propio, dejando que nuestro cuerpo sienta el ritmo, eso sí, intentando tener una postura erguida, para evitar sobrecargas lumbares. Intercambia velocidad de recogida, tipo y cadencia de tirón, deja el señuelo caer, en resumen, hazlo bailar.
Desde Kayak, no siempre podemos alcanzar esas profundidades, lo que nos lleva a detenernos en una modalidad llamada Pirking, más cercana a esa pesca nordica de la que hablábamos anteriormente, en la que daremos enérgicos tirones que levantan el jig para volver a dejarlo caer de nuevo hasta el fondo, sin que tercie recogida de carrete alguna (eso no quita que no podamos intercalar recogidas de carretes variando la profundidad y todo lo que la imaginación nos indique).

Hemos de estar muy atentos a esos momentos en los que el señuelo inicia su caída, pues son muchas las picadas que se producen en esos momentos.Por un lado, con esta técnica, al golpear el señuelo el fondo, atrae la atención de los peces, ya sea por el sonido, por levantar arena, mover grava….

Por otro lado, evitaremos posibles accidentes, pues si pescamos en 10 metros de columna de agua, en uno de esos tirones, sin darnos cuentas, podemos hacer saltar el jig del agua directo hacia nosotros, con todos sus anzuelitos y su peso. Con esta técnica buscaremos principalmente peces que comen por el fondo, corvinas, pargos, dentones, borriquetes….

Para practicar esta pesca, no debemos caer en la impaciencia y no dejarnos llevar por la desconfianza en un trozo de plomo con forma de no se sabe que y moviéndose no se sabe como. Perseverancia e investigación deben de ser el camino a seguir para lograr subir una buena pieza al kayak. Es indudable que para esta pesca, como para cualquier otra, es importantísima la función que realiza la sonda, tanto para ver la profundidad a la que están los peces, forma de la roca, calcular la deriva, etc.
La pesca con jig no se limita solo a saber menear el señuelo, también debemos desarrollar la habilidad de leer el fondo en la sonda, calcular rumbos y derivas, corrientes y vientos. Hay que pensar que hemos de engañar al pez, haciendole pasar por los morros un plomo que por su “aspecto apetitoso”, las vibraciones que producen que excitan la linea lateral de los peces, por bicho incómodo, o lo que sea, haga que la presa le atáque. Debemos tener cuidados con los enganches que nos pueden llevar a perder el jig, para ello debemos de saber por el lugar por el que pasamos y pasará seguidamente nuestro señuelo. También evitaremos muchos enganches con el sistema de anzuelo único (assist hook) en la cabeza del mismo. El Jig, a utilizar va a depender de la profundidad, corriente, viento o sedal empleado, hemos de procurar pescar próximos a la vertical, para lo que variaremos peso, hilo (en profundidades considerables nos vendrá muy bien multifilamento que ofrezca menos resistencia al agua), utilizaremos ancla de capa….Largos o cortos, eso a vuestra elección, probad unos y otros, pues aunque hay quien dice que unos son mejores para unos peces o para otros, no está nada claro.
Como norma general, mayor profundidad y mayor viento = mayor peso y viceversa. Para una profundidad de 10-15 metros y con viento flojo pueden bastar 60 o 70 grs. De ahí hasta los jig de 250 grs, algo muy pesado para manejar desde Kayak. El jigging, se puede practicar también de noche, pues ya sea por la visión o por la línea lateral, o por lo que sea, también entran peces en estas condiciones. La caña a utilizar deben de tener una medida de 1.50 m a 2 m, flexibles delante y potentes detrás, y con un buen anillado en el puntero.
El carrete debe de tener un buen freno y con alta capacidad de bobinado, lentitud moderada, buena palanca y un largo etc, pero cada uno se compra el carrete que puede. Además hay que tener en cuenta que en kayak el carrete se degrada mucho por el continuo contacto con el agua salada, así que hay que pensarse si gastarse mucho dinero en un carrete o no.
Últimamente están adquiriendo gran auge los carretes de bobina giratoria, siendo su mayor resistencia una variable a tener en cuenta a la hora de su adquisición, eso sí, al principio puedes tener ciertos problemas con el manejo del mismo, teniendo que prestar especial atención en que la bovina gire libre una vez haya llegado el señuelo a su destino, pues eso nos llevaría a un engorro bien gordo. La línea variará en torno a nuestras preferencias, pero debemos de tener en cuenta que buscamos peces superiores al kg, llegando a poderse producir picadas que ni nos las creamos, por lo que no debemos escatimar en la misma.

Para grandes profundidades puede ser conveniente el uso del trenzado para evitar el pescar de manera demasiado horizontal debido a la resistencia del monofilamento, siemre más gruso que el trenzado. De todos modos, colocaremos de 8 a 10 metros de monofilamento al principio, que por su menor visibilidad, resistencia al roce con rocas y elasticidad nos facilitará un gran servicio. La línea ira unida a la anilla del assist, de este modo permite cambiar de señuelo sin tener que cambiar de anzuelo de manera rápida.
Espero con estas líneas haber servido de ayuda para aquellos que quieran adentrarse en este sorprendente tipo de pesca, en la que cuando menos te lo esperas recibes una picada en la que parece que está tirando de ti el mismo demonio.

Ignacio Cubero, Tornicon.

Equipo Apeská, Octubre 2007.

~ por Apeská en 3 mayo, 2011.

7 comentarios to “Consideraciones sobre el Jigging”

  1. Muy bueno y bien explicado. Felicidades

  2. Gracias por la explicación, tendré en cuenta todo lo comentado para mi próxima salida, en la cual probaré a ver que tal sale el tema.

  3. muchas gracias por esas buenisimas explicaciones. eres bueno

  4. el recojido rapido o despacio
    mejor hora para jigging?
    mejores profundidades
    mejores jee

  5. 1 preguntita. a 140 metros se puede pescar a jigging? se ve el señuelo. gracias

  6. ha poca profundida tambien puede darse un pez gordo y que es mejor para el kayak carretes normales es decir buenos o los carretes solo de embarcacion

  7. muchas gracias porn la clase, un saludo desde Almeria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: