IN CRESCENDO

Durante el invierno, las salidas de pesca, han dado una de cal y otra de arena, y eso cuando el tiempo y la mar han permitido salir a dar una vuelta. Algunos robalos, y sobre todo bailas, han copado el grueso de las capturas.


Tanto en la tacita de plata, como en la playa, han hecho acto de presencia unas y otras, aunque recuerdo especialmente un día, en el que la adrenalina se desparramaba por mis neuronas. Tras un curricán, sin picada alguna, me acerqué al roquedo, con olas de 1.2 metros, viento de norte en un principio, propicio para acercarme a la rompiente. Tras varias pasadas al curricán, conseguí capturar un par de bailas de buen tamaño, pero solo picaban cuando me arrimaba a la zona de peligro, donde una serie traicionera de olas, un fallo en el cálculo, te puede jugar una mala pasada. Agarré la caña de spinning, y con una tormentor de 7 cm realicé varios lances a la rompiente, sin quitar ojo a las ondulaciones que se acercaban por la retaguardia. Tras varios intentos, localicé el sitio donde las bailas, pez de delicada carne donde los haya, estaban dispuestas a dar cuenta de cualquier presa que se pusiera a su alcance.

Cada vez que lanzaba, inmediatamente se producía una picada, que debía recobrar a toda prisa, pues el mar no daba tregua, las olas me acercaban a la rompiente, y los peces, también buscaban la protección de las rocas, por suerte, el viento era mi aliado, pues aunque no mucho, pero algo si que soplaba alejándome de la zona peligrosa. Debido a la celeridad en subir la captura, alguna que otra se despescó.

Mientras cobraba las piezas, otras bailas seguían a la pobre desdichada que había mordido mi engaño. La excitación era extrema, pero aún iba a ser mayor en mi persona, pues tras las primeras capturas, el viento giró y empezó a soplar de poniente. Mala cosa. Mi único aliado se había unido al bando contrario, pero los peces seguían en plena excitación. Tuve que cambiar de estrategia. Me acercaba a la roca, lanzaba, el pez mordía el anzuelo, colocaba la caña en el cañero y a salir pitando, esperando que la suerte me acompañara y el pez, una vez alejado de la rompiente siguiera ahí. Tras varias capturas, busqué un lugar menos peligroso, pero allí, lo que picaban eran las obladas, así que regresé a la zona anterior, capturé un par de piezas más y decidí poner fin a aquella aventura.

En días posteriores, enganché algunos sargos al curricán, en muy poca agua, no más de 1,5 metros de profundidad, en compañía de mi amigo Brea, que se llevó los más gordos.

Entrada la primavera, y tras un tiempo sin poder salir a despejar la mente, el amigo Gerardo, se compró un kayak, tras tiempo intentando convencer a su esposa. Salimos a que probara la novedosa experiencia, nos fondeamos a media milla de la costa, y dimos cuenta de unas hermosas mojarras y varios borriquetes de buen tamaño, además de una buena picada, que parecía pudiera ser de una corvina de unos 10, 12 kilos, que pudo con el 30 de dudosa calidad que llevaba montado el saltarín comprado ya montado que mi compañero me pasó. Un par de días después, los borriquetes seguían allí, un total de 7 con un peso máximo de 2 kilos se encargaron de alegrarme el día, con gambas como cebo.

Pero el momento cumbre estaba por llegar.

Una mañana, no demasiado temprano, nos dimos cita de nuevo mi amigo Brea, su hermano y yo. Ellos esperaban en el agua. Cuando llegué habían conseguido algún borriquete y algunas mojarras, y tres picadas bien gordas que no llegaron a cuajar.

Buscamos mayor distancia y profundidad, dimos con un pequeño bolo de caballas y jureles bien gordos. Era gratificante, pues el año anterior no se habían acercado a la zona, quizás como consecuencia de los estragos de los temporales. Alguna de aquellas hermosas caballas, sirvió como cebo para un par de anzuelos del 1, por lo que pudiera pasar.

Las picadas disminuyeron, así que decidí probar en otro sitio (Oleo Sagrado al canto). Nada más llegar una caballa picó, pero a los pocos decímetros del kayak, se soltó, tras varios intentos, nada de nada, pero cuando pensé en poner rumbo a donde se encontraban mis amigos, no sin antes dar un último lance donde se había producido la anterior picada, algo decidió que no había llegado el momento de irme, agarró mis 60 cm de jigs y comenzó a sacar carrete a cabezazos buscando el fondo…

Aguanté el tirón en la medida que mi línea del 45 me lo permitía. Conseguí a recuperar apenas unos centímetros y el animal sacaba unos metros. Aguantaba el tirón, y en cuanto dejaba de sacar línea, yo intentaba recuperar, que aunque con poco éxito, si servía para que el animal, sintiéndose atrapado, decidiera volver a la lucha y así agotarse lo antes posible. No estaba dispuesto a darle tregua y alargar la lucha en demasía, con el temor a un posible enroque, al roce de las rocas o vete tú a saber qué.

Tras unos minutos de lucha, tal vez 7 u 8, en esos momentos la noción del tiempo se distorsiona, un reflejo plateado de tamaño más que considerable subía hacia la superficie.

Una gran sama de pluma, o Dentex Gibosus, de 9 kilos de peso me mostraba su poderosa mandíbula armada con afilados caninos entre sus gordos labios que me recordaron a Esther Cañada.

Mis compañeros de salida, aparecieron al poco tiempo, unas caballas y algunos jureles más subieron a las piraguas. El viento comenzó a arreciar, el azulado mar se tornó verdoso, moteado con blancos borregos que anunciaban que el día de pesca había llegado a su fin.

Por último, llegaba el tedioso pero gratificante momento de echar mano del cuchillo para dar cuenta del gran Dentex, y dejar la cocina como si allí, nada hubiera ocurrido.

Tornicon.

Equipo Apeská, Junio 2011

~ por Apeská en 16 junio, 2011.

13 comentarios to “IN CRESCENDO”

  1. Enhorabuena por la entrada!! y por las capturas!!! A ver si la época estival nos depara algún gran momento!!

    Un saludo, y buena pesca compañeros.

  2. Alegra ver que nuestro mar no está muerto del todo. Buena variedad de pescado, compañero de remo. Ojalá siga así y quenuestros hijos lo conozcan y lo puedan disfrutar como lo hacemos, con todo el respeto debido, nosotros.

  3. La verdad Luis, que llevas razón. El año pasado fue nefasto en pesca, y este, aunque parece que está mejor, tampoco es para tirar cohetes. Hace 3 y 4 años, por estas fechas no parábamos de sacar pescado, pero la sobrepesca (hay trasmallos por todos lados), la contaminación (incluso de los guarros que dejan la playa en verano llena de bolsas, latas y demás) y el cambio climático lo ponen cada vez más difícil.

    Yo por mi parte intento sacar siempre algo de basura, para que al menos los que se acercan al kayak cuando salgo por la playa se den por aludidos.

    Saludos: Ignacio Cubero “Tornicón”

  4. Precioso ejemplar Ignacio! Mis felicitaciones.
    Magnífico relato también.
    Nos vemos en el agua!

  5. felicidades ignacio es muy satisfactorio verte con un animal de ese porte .

    ya nos vemos.

    un saludo.

  6. Felicidades Ignacio …..
    Esperemos que se de este año como hace 2 ó 3 , por lo menos…

  7. Vaya bicharraco.. precioso tu te querias ir pero el bicho n o te dejaba moverte jejeje ,b uena entrada y saludos.

  8. Grande Torni, GRANDE.

  9. torni eres un maquina picha buen bicho para tu coleccion que sigas asi tio un saludo

  10. Un placer leerte de nuevo Ignacio, y felicitarte no solo por la hermosa sama que capturaste, un disfrute tanto en el lance como en la mesa, sino por toda una trayectoria de pesca desde kayak.
    ¡Ojalá este año vuelvan las corvinas!

    Un abrazo y buena pesca
    Arturo “Caballa”

  11. Sr. Tornicon mis mas sinceras felicitaciones por la captura y por hacerla llegar al resto de los mortales.
    Una pregunta, cuando pescas desde kayak que tipo de linea usas en los carretes, naylon o multifilamento (trenzado).
    Gracias de antemano y a seguir marcando la diferencia.

    Oli.

  12. Hola oliver, yo uso normalmente un 45 monofilamento de buena calidad. Un Falcon hasta ahora, el que usé con este era un tubertini.

    saludos y gracias

  13. Enhorabuena Ignacio por tan buen ejemplar. Con esto no das solo ejemplo de gran pescador sino de protector de la naturaleza. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: