Dentex 9.1 & Dentex 4.4 PRESENTIMIENTOS.

Tornicon & denton de 9.1 kilates. Equipo Apeská.

Hay días, en los un gusanillo te invade el cuerpo. Confías en el tiempo, el mar y como no, en la suerte. Sientes que ese día no solo vas a pescar, también vas a coger “pescao”.

 

97 grados de marea.

Actividad solunar buena pero decreciendo, sobre las 8.

El viento flojo de noreste.

7 de mayo. ¡Casi ná!. Por estas fechas, los peces pelágicos se van acercando a nuestras costas en su abandono del Atlántico en su migración hacia el Mediterráneo. Donde realizarán  la freza.

Estas condiciones bien merecían un madrugón..

A las 8 de la mañana estábamos montando los aparejos y diverso material para el kayak. A saber: sillón, pala, cañas, cañero, sonda, chaleco salvavidas, radio, carretes….

Los adultos pueden alcanzar hasta 100 cm de longitud, con un peso máximo de unos 14 kg.

Tiene una color gris verdoso en los jóvenes y gris rojizo en adultos, con manchitas azuladas brillantes y a veces un bandeado oscuro a transversal. Posee una larga y única aleta dorsal con radios espinosos que puede plegar en un surco escondiéndola. Para capturar sus presas tiene cuatro fuertes colmillos en una dentadura sin molares -aunque no resulta peligroso para los humanos-.

Se distribuye por el Atlántico este, desde las islas Británicas a Mauritania, excepcionalmente hasta Senegal, Canarias y Madeira, así como por todo el Mediterráneo, donde es relativamente común en las costas de España y norte de África. Su hábitat es bentopelágico, entre 0 y 200 m de profundidad pero preferentemente a menos de 50 m, escondido sobre fondo rocoso o de arena. Los jóvenes son gregarios y viven en bancos cercanos a la orilla, pero los adultos son solitarios y suelen estar a más profundidad.

Es un voraz depredador que caza al acecho, permaneciendo escondido a la espera de que pase una presa. Se alimenta principalmente de peces, cangrejos y moluscos, siendo su comida preferida el calamar.

No estuvo mal el día, Algunos bolos de peces en superficie, jureles y caballas, y  uno muy grande de sardinas a milla y media de la costa. Varios kilos de jureles de muy buen tamaño y algunas caballas de las mismas dimensiones. Algunos cercanos al medio kilo. Además de alguna picada al vivo que resultaron ser un par de bravas chovas que rondaban el kilate..

Los aparejos, los típicos, jigs, plumas, pulpitos de silicona

Aquello prometía. Y cuando las condiciones y el trabajo lo permitió, de vuelta al agua.

Esta vez las condiciones eran un poco diferente, pues la marea apenas superaba los 50 grados, sin embargo la actividad era alta coincidiendo con las primeras horas de la mañana, de 8 a 10. Esto si que merecía otro madrugón.

 

Esta vez a las 7:30 estábamos camino del pesquero.

Brea, Isidro “Bahío”, como invitados de honor Jesús “Sheitán” y Claudio, entrañable italiano enamorado de nuestra tierra. ¿Por qué será?, y como no, el que suscribe.

 

La mañana espectacular. Rumbo suroeste, buscando metros. Pasados los 15 metros, empezamos a ver bolos de peces que rizaban las calmas aguas, aunque los pájaros no parecía que se hubiesen enterado.

Los primeros jureles y caballas, prácticamente todos superando el cuarto de kilo.

A lo largo de las primeras horas, los bolos  fueron en aumento, eran numerosos y de tamaños considerables.

Como no había otra cosa, pues jurelones y caballotes al vivo.

Se escucharon algunos leves chicharreos, y señales de ataque en los lomos de los desafortunados cebos.

 

Jesus Muela Sheitan & Dentex 4.5 kilates

La venida de Jesús fue providencial. Con unas pequeñas plumas cogió dos caballas algo menores, aunque tampoco mucho. Le dije que una era para mí. La puse y nada más acercarme al bolo, el carrete chicharreó fuertemente, y después nada. Recogí un poco el jig y aprovechar a hacer tiempo a que fueran sucediendo los hechos necesarios por sí solos, vamos “dejá come ar pescao” cogí la caña y di un fuerte tirón. Un buen bicho se sintió dolido y dio un par de cabezazos. Noté que el bajo rozaba la roca, intenté despegarlo del fondo bombeando y sujetando la bobina con el pulgar, y bombeando, pero solo consiguiendo que el animal se enfureciera y sacara varios metros de bobina, eso sí, al menos no para a donde al el le hubiera gustado.

 

Sin dejarlo descansar, de nuevo a bombear, y tras varios tira y afloja, dos metros para mí y 8 para ti, se fueron invirtiendo las estadísticas. El animal, calculo que sobre unos 4 o 5 minutos des pues (aunque como sabéis, en estas circunstancias se pierde la noción del tiempo), dejaba ver su precioso reflejo a unos metros de la superficie. Isi me pasó su bichero, el mío lo había extraviado en la anterior salida, (“Peaso” de bichero, un palo de fregona de madera, un gancho de carnicero y un cabito, cortado a medida para el kayak, flotante y no veas el dinerito que te ahorras). Ante los “no vea que pajo bicho, buaff, joe cara…, los m…..¿Que ehhh jeso?, la madre….), conseguí colocar al hermoso dentón de algo más de 9 kilos en el porta-peces.

Generosa pesquera, envidiable Jesus, Felicidades.

Tras unas pocas pasadas más, Isi y yo debíamos volver para cumplir con los quehaceres diarios. Aún las caballas y jureles seguían entrando a nuestros engaños aunque en menor medida.

Jesús se vino con nosotros, aunque le instamos a que se quedara un poco más en compañía de Brea.

Comenzamos un lento regreso a tierra. Yo por llevar remolcando a mi preciado trofeo que aún seguía vivo, y mi amigo Isidro, pues…..

Había dejado esa noche en el garaje el kayak y según él alguien le había desenroscado el tapón de desagüe.

Durante toda la mañana no notó en demasía. La popa se iba hundiendo poco a poco, y cuando llegó al nivel del tapón de su Moken 13, el agua comenzó a entrar rápidamente. Isidro se percató de la postura, el peso y la inestabilidad del kayak. Vio lo que sucedía y salto al agua para apretar el tapón. Al estar lleno de agua el kayak tuve que aguantárselo para que se pudiera subir, pues la estabilidad era escasa, y no hablamos de cualquiera, Isi es un consumado kayaksurf, con un equilibrio soberbio sobre este tipo de artefacto.

 

Por suerte estábamos a apenas 500 metros de la playa y gracias al conocimiento preciso de la zona no pasamos mayores apuros a la hora de sortear las olas.

 

Al poco vemos aparecer a Brea y a Jesús. Este último regresaba con otro estupendo dentón de 4,4 kg.,  Enhorabuena y gracias por la caballa compañero.

 

Jesús nos contó que volvió a coger una caballa, la prendió de su aparejo de grandes anzuelos y al poco se llevó tan grata noticia. Decidiendo poner fin a tan maravilloso y fructífero día.

 

Ignacio “Tornicon”

Equipo Apeská, Mayo 2012.

Anuncios

~ por Apeská en 28 mayo, 2012.

19 comentarios to “Dentex 9.1 & Dentex 4.4 PRESENTIMIENTOS.”

  1. que buen denton tiene que dar una buena lucha felicidades.

  2. Felicidades….
    pero muy buenas fotos.. pero poca chicha en el comentario .. jejej
    A ver si se dejan ver más de éstos

  3. Enhorabuena compañeros ,preciosa captura ,que gerra tuvo que dar…jejeje.saludos

  4. Precioso bicharraco, solo falta que nos digas como y donde cojer al hermano gemelo de este. Enhorabuena

    Un saludo

  5. Iganacio, eres grande canijo… y yo muy malo, es verdad!
    (¿Y esa camiseta?)

  6. y esta riquisimo!!! enhorabuena ignacio!!! … A seguir asi!.

  7. Madre mia el numero 9 parece que esta de moda vaya pepino.

  8. ¿ cual es el denton el de la derecha o el de la izquierda …….?, que buen aparato es magnifico. Felicidades Ignacio

  9. Está muy bien eso de tapar referencias en la imagen para k no sepamos donde fue esa pedazo de pesca…

  10. Felicidades a ambos por tan buenas piezas, me alegro de veros en tan buena forma. Un saludo!!

  11. Enhorabuena a los dos, a Jesús que se estrena con esa modalidad y esta esquiva especie y a un consumado Ignacio “Tornicón” que nos tiene acostumbrados a verlo con tremendos peces en los brazos. Es verdad que está canijo, pero esos músculos son de hierro, al menos eso deben pensar los que han entablado una lucha bajo el mar…
    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

  12. Simpático comentario amigo Arturo. un saludo

  13. pedazo de bicho!!, y muy buen relato, a falta de la sensación al notar semejante animal al otro lado, y ya si cuentas el montaje con vivo y profundidad sería la o..ia!! enhorabuena!, solo he visto uno más grande, 9,2 pero fue calando la sepia viva, pero a 300 mts,no es lo mismo

  14. Te cuento el montaje. Una kameta de 2 anzuelos, uno por la boca y el otro por el ano cogido muy fino. Profundidad entre 15 y 20 metros, levantado el plomo unos dos metros del fondo y con el plomo corrido.

  15. Enhorabuena a los dos. Este año promete la cosa, ya se está viendo venir……
    Un abrazo.

  16. Genial pesca! Como las que nos tienen ya acostumbrados.

    Abrazo!

  17. Enhorabuena a todos por tan magníficas capturas.
    Y para tí, Ignacio, que decir, eres todo un maestra del arte de la pesca en kayak.
    Saludos.

  18. valla peazo día os habéis pegado la verdad que hay días que nos supera en expectativas y quedan a fuego marcado en nuestras memorias felicidades campeones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: