Corvinas: como dijo Jack el Destripador, vamos por partes.

Acto Séptimo y último de la Temporada 2012

Transcurría la primera semana del mes de la flores, la luna en los medios y la temperatura del agua clavada en 21º, esto no hacia más que presagiar que la llegada de los primeros animales era ya inminente. Unos días antes lo comentábamos en el Varadero, pronto se dejaran ver, a lo que yo apunte que se trataría de un buen año de escama gorda.

Llego el día, la mañana limpia y olor a marea baja… me detuve lo justo para apreciar lo bonita y sensacional que estaba la mar. Poco me dejaron disfrutar de momento, tocaba salir a pescar.

Nos dejamos escurrir por el rebalaje hasta sobrepasar el arrecife que siempre nos aguarda en cada entrada y salida, una vez que tenemos el avante claro procedemos a tocar las distintas marcas de vivo, donde nos hicimos de unas 4-5 carnadas cada uno, una vez que estamos provistos de vivo y en función de la marea nos vamos en una u otra zona, tocaba ir a las marcas de levante.

Ya estamos en situación, y antes de calar los aparejos nos dejamos llevar y comprobamos la deriva real (deriva por viento + deriva de corriente) y después de comprobar cual seria nuestra caída nos posicionamos y calamos aparejo con vivo…

La deriva no era mala del todo y la piedra estaba caliente, pronto Zasssssss Tornicon clava algo de pequeño calibre con una hermosa caballa y tras una pequeña escaramuza embarca una pequeña chova y al poco tiempo una segunda. Yo solo un “sms” en mi vivo, procedí a cambiar la carnada y volver a la posición inicial, Tornicon se había adelantado y tenia clavado un colorao y estaba entretenido…

Las picadas de pescado terciado nos mataban las carnadas y pronto nos vimos sin vivo, por lo que nos pusimos a buscarlo en la misma marca ya que nos marcaba gran actividad a escasos metros de la piedra donde calamos nuestros aparejos, en vez de caballas los que abundaba y llenaba nuestras pantallas y plumas eran unos hermosos jureles algo grandes para el vivo pero es lo que tocaba…

En una de las pasadas sobre el bolo de pescado clavo un jurel y noto algo raro mientras lo levanto, a escasos 6 metros de profundidad alcanzo a ver un jurel en la primera de las tres plumas, 5-4 metros y me quedo quieto inmóvil tras el jurel y engolosinada con las plumas subía sin inmutarse de mi presencia una corvina, perfectamente reconocible por su brillante línea lateral, sin pensármelo ni un segundo abro el pick-up del carrete y dejo caer el plomo de surfcasting seguido por las plumas y el jurel que permanecía clavado en una de las plumas, todo el montaje pasa por delante del animal que aguardaba quieto, inmóvil como yo, solo el batir de sus aletas pectorales me hacia salir del estado cuántico en el que me encontraba, medio segundo después el animal picaba hacia el fondo con un poderoso movimiento de su cola, “pluma o jurel, tu misma” pensaba mientras perdía de vista la línea lateral del animal.

La línea se para y deja de brotar del carrete, “ya veras tu…” cierro el pick-up del carrete tenso con suavidad la línea y clavada enérgica…

“…disfruto de la clavada y comienza la lucha, el animal pica al fondo y tira con fuerzas lo da todo y yo no se lo pongo fácil, poco a poco aplico presión con el dedo sobre la bobina del freno que esta tarado para un combate con una línea de naylon de 0.42mm, el animal ya esta en el fondo y le ha costado lo noto en su forma de navegar, ya no es un cohete ahora es un remolcador, pegada al lecho del fondo nunca deja de nadar y siempre se mantiene en movimiento, ya se esta cansando y dejo de castigarla con el dedo de Dios*, comienza a dar pequeñas embestidas seguidas de unos cambio de dirección. Me tomo un respiro y mientras continua remolcándome a su antojo, ahora el castigo se lo infrinjo con el timón del kayak, mientras ella me remolca yo le busco la contra con el timón imprimiéndole un rumbo de castigo, la adrenalina aun presente en mi organismo tras la clavada desciende a niveles normales, ahora toca levantarla y embarcarla…”

Tras una preciosa pelea el animal subió muy noble y entregado, ya abatido y flotando junto al kayak doy cuenta de él, suave y firmemente por las agallas, matarile y al porta-peces. Se trataba de la primera corvina de la temporada 2012 del Equipo Apeska, la cual ha resultado muy fructífera tanto en cantidad como en calibre.

Por cierto el animal eligió una suculenta pluma, supongo que los números influyeron en algo, dos suculentas plumas frente a un jurel…

… y dejamos correr los meses y llegamos al final de la temporada de corvinas, las ultimas se dejan ver cuando las Lagrimas de San Lorenzo animan las noches de agosto con sus trazas nocturnas y nos dejamos perder en sus estelas.

Casi se podía decir que la mañana estaba dibujada, los charranes picando el mar en varios flancos, calma en la orilla y viento en calma. Con el mar como una balsa de aceite nos hicimos a la mar Uranoscopus, Tornicon y el que suscribe.

La paz de la superficie del mar se veía rota por el suave navegar de nuestras monturas, el sigilo de nuestro navegar nos llevo al centro de una pajarera de charranes de desayunaban caballa fresca. Sin dudarlo nos unimos a la fiesta y rápidamente, unos mas y otros menos, nos hicimos de unas magnificas caballas, digo lo de magnificas por que tenían un tamaño perfecto para una atractiva presentación para el vivo.

Pronto comenzó el festival, ya que al poco de llegar Uranoscopus clavaba y peleaba un entretenido colorado y simultáneamente a su picada otra mía fallida…

Después de cobrar el aparejo ver el atropello que había sufrido mi vivo solo podía cambiarlo y volver a remontar y tentar de nuevo. Actividad frenética.

El segundo envite no se hizo esperar y a mitad de la pasada mientras hablaba con Uranoscopus de la actividad que presentaba la mañana, la caña con el vivo comenzó a arquearse y a describir una preciosa parábola, poco a poco el carrete comenzó a dar línea, despacio pero sin pausa alguna, poco a poco saco la caña del cañero y me la coloco para frenar primero con el dedo la bobina y a continuación clavar sin piedad, teniendo siempre el amparo del freno tarado bajo por si el animal se arranca solo con soltar el dedo desbloqueamos la bobina y actúa el freno del carrete.

Como era de esperar el animal se arranco buscando fondo y hasta que no llego al fondo no paro en su fuga, aun poniéndoselo duro con el freno en animal corria una vez mas por el fondo sin cesar en su empeño, mi kayak ya estaba navegando y yo se lo ponía aun mas difícil buscándole un rumbo incomodo para el animal y recuperándole poco a poco con cada bombeo, hasta que el animal se planto en el fondo quieto, inmóvil y de cara a la corriente.

Ahora me tocaba a mi entregarme para despegar del fondo a semejante animal que me había estado paseando un buen rato de un lado para otro, tenia que despegarlo del fondo y con continuos y progresivos bombeos conseguí levantar el animal 5 metros por encima del fondo, todo lo tenia en la pantalla de mi sonda, la línea del aparejo y el pescado a 5 metros del fondo, donde no se sentía cómodo y volvía a insistir en buscar el fondo. Este momento es delicado ya que estos animales de escama gorga siempre dan un ultimo sprint antes de entregarse, una vez pasado ese trance, solo queda bombear y meter metros en el carrete hasta que ves al animal y decides por donde lo vas a hacer, te lo arrimas al kayak y esta vez si asegure la captura con el bichero, matarile, desangrado y desanzuelado, como era temprano y la actividad buena, la jornada se tornaba calurosa opte por meter los 16 kilates de animal en el tambucho de proa, a resguardo del calor y el sol.

Remonto la posición y vuelvo a cebar con vivo de caballa y bajo el aparejo. No he terminado de girar la cabeza en busca de Tornicon que se peleaba con la sonda, cuando la chicharra del carrete chilla prolongadamente y enmudece… la caña inerte no transmite nada, ya me han matado el vivo… mientras Uranoscopus peleaba otro colorado, que una vez embarcado presento el mismo porte que el anterior capturado, dos preciosas samas de pluma de 4 generosos kilates cada una.

A falta de media hora para el reparo de la marea ya estaba casi todo el pescado vendido por lo que acordamos unas ultimas pasadas y pondríamos rumbo a tierra.

Prepare mi ultimo vivo cedido por Uranoscopus y remonte posición hasta la zona donde se había concentrado el mayor numero de picadas, una vez en posición cale mi aparejo y lo deje con el freno muy poco apretado, el aparejo picaba al fondo a plomo ya que la corriente prácticamente no tiraba y en ausencia total de viento no tenia casi deriva, por lo que tenia que tirar de remos y de vez en cuando moverme y así mover mi carnada para incitar al ataque y así fue, en una de las ocasiones que estaba casi parado la caña comenzó a soltar muy poco a poco línea, aparentemente algo había mordido y estaba poniéndose las botas, otro tímido tirón de la línea y otro quejido del carrete, así que decido meter una palada avante y la reacción no se hizo de esperar, el carrete resucito de golpe y repetí la maniobra anterior, saque la caña del cañero, me la prepare y frene la bobina del carrete, tensar línea y clavada con ganas… el nervio y los cabezazos lo delataron de inmediato, un buen colorao peleaba y mucho al otro extremo de la línea.

Con “sucias maniobras” intentaba buscar el fondo rocoso donde patrullaba para intentar zafarse de la línea captora, un buen rato me costo poder domar al colorao que tenía muy ensañado al otro lado. Solo cuando ya no pudo más y cejo en su empeño la cosa se suavizo consiguiendo meter metros en el carrete, poco a poco, bombeo a bombeo y metro a metro fue subiendo hasta la superficie, me quede impresionado con la librea que presentaba el magnifico dentón que peleaba, ya menos, esos colores azulados, las pecas de la careta, los rojos… bichero, matarile y para el tambucho de proa, personalmente daba por concluida mi jornada de pesca J

Una vez que pusimos proa a tierra, pude comprobar una vez mas, lo bien que navega la 4.7 con 25 kilos en el tambucho de proa (16 kilates de corvina + 9 kilates de dentón) manteniendo un magnifico navegar y una gran estabilidad.

Con estas líneas damos por concluido el report sobre la pesca de la corvina con bromeo desde kayak, no sin antes agradecer a todos los miembros del Equipo Apeska la inestimable colaboración prestada, ya que sin ellos no sería posible.

Un abrazo a tod@s, Kameta.

Acto Sexto

Bahio, Isi captura en solitario a “The Big Mama”.

Aquella mañana salí en solitario, ya se que no es lo más aconsejable, pero, aparte de que ninguno de los habituales tenía el correspondiente permiso, bien del trabajo, bien de la parienta, yo es que soy muy fatiga e intento no perderme un buen día de pesca.

A las siete de la mañana ya estaba paleando. En ese momento todo es un espectáculo. Ya lo conocéis. De frente, la luna iluminaba el agua lo suficiente para vislumbrar los bolos de caballas en superficie a bastante distancia. Había varios, buena señal. A la espalda, el sol comenzaba a despuntar y le daba al agua un tono anaranjado que se fundía con la oscuridad justo debajo de mi kayak. Un inciso. Hay un corto antes de la peliícula ‘Brave’ que se llama precisamente ‘La Luna’. Una auténtica maravilla. Sigo. No me paré en esa zona donde abundaba el pez pasto, estaba convencido de poder conseguir vivo en mi punto de destino. La previsión era un día caluroso y preferí ir a pescar primero a la zona más alejada para terminar la jornada cerca de costa. pero…. ¿conocéis a Murphy? El de la ley, ese. El muy mamón. Llego al sitio y poca actividad y menos picadas. Serían las ocho y algo. No me desespero y comienzo a tocar todos los palos, plumitas, pulpito, una marca, otra… No había manera (Murphy hijoputa, dónde están las caballitas???)

A las dos horas de dar vueltas y vueltas, las primeras picadas, ya empiezan a comer, esto es otra cosa. Al menos, media docenita de caballas tipo pirulí, pequeñas y nerviosas habían subido al kayak. De estas, una devuelta al mar con su correspondiente traje de anzuelos, su plomito y su punta del ochenta. Ahora la cosa cambia, empieza a haber alguna posibilidad de una picada en condiciones y se pesca con cierta tranquilidad. Por un lado, una caña con vivo. Por otro le sigo dando fuerte al jig. Como ya tenía suficiente comida para el posible depredador, fuera plumitas y dejo el cuarenta finalizar directo con un williamson fosforito de sesenta gramos, suficiente para la profundidad y deriva que había en ese momento.

De repente, una tremenda picada me dobla la caña a tope, menea el kayak y saca algunos metros de hilo. En mi intento de que quedara bien clavado el animal, pego un fuerte tirón dando al mismo tiempo un toque al freno. Esto debió cabrear bastante a lo que fuera del tal forma que produce una sacudida, fuerza acción-reacción suficiente para partirme la caña en dos pedazos. Tuve que cortar. Averiguamos mas tarde que la caña en la zona de rotura tenía una burbuja de aire, defecto de fabricación, por donde partió. En ese momento de aaaaaaarrrrgg!!, maldiciones varias, etc etc, se me apaga la sonda… Batería. No puede ser, en cinco minutos, todo al carajo.

Eran las once y pico y pensé que era suficiente por ese día. Los muertos del Murphy. Yo no se si tendría la culpa de todo , de algo o de nada, pero me acordé de él. Estaba solatera, os recuerdo, y tenía que desahogarme. En eso estaba cuando la chicharra de la caña de estribor, la del vivo, comienza a gritar literalmente, cuando me giro y cojo la caña ya me había cambiado el rumbo 180 grados, el kayak se adapta al nuevo rumbo, y apunta proa hacia adentro, nos vamos al Caribe. Esta vez tardo más en asegurar la picada, con mucho tacto logro notar como había clavado bien, pero estaba acojonado. No puedo perder esta pieza, fuera lo que fuera. Así que me deje llevar un buen rato, intentando recuperar de vez en cuando. No había manera de despegarlo del fondo, sacaba hilo y yo recuperaba, así varias veces, así hasta 40 minutos.

Me acordé de algo, el comodín del telefono, lo había visto en varios concursos y siempre pensé si alguna vez lo utilizaría. Era el momento. Demasiadas emociones y poca compañía, así que contacté con Javier, uno de mis compays de la pesca, y con el manos libres  enfrente mía, con la caña totalmente echa un ocho, comenzamos a comentar la jugada. Se trataba claramente de despegar el animal del fondo, había que arriesgar. Así que me dijo, quillo, mete freno, levanta la caña y bombea, sin miedo, varias veces, el cambio de presión atontará al animal. Yo no soy un gran pescador, ni siquiera mediano pero si observador y aprendo. Y esto lo había visto hacer con otras grandes piezas, en directo y en Youtube y el que tube, retube, que carajotada. A los quince minutos de lucha, una hora en total, logro por fin ver la deseada mancha plateada muy cerquita de mi, a unos metros. Quedaba lo mas difícil, templar los nervios y meterle el bichero. Está tan agotada que fue fácil, creo. Ya la tenía, asegure con un cabo la pieza y acabe la charla. Vente pa España, Javier que estoy 600 metros fuera de la marca y voy a llegar agotado a costa. Ah! Y trae la cámara, ya sabes, para la fotito.

Salud.

Acto Quinto

Antonio “AguaRas” centauro y pionero, buen pescador y mejor persona…

Curtido en muchas batallas, experimentado navegante y amante de la naturaleza. En su amplio bagaje en la pesca en kayak ha participado en grandes y épicas capturas en varias zonas de la costa de Cádiz.

Os dejo un magnifico documento gráfico, con la colaboración de Edu “Raspacejo” a la cámara, de esta temporada tan fructífera en Leviatanes con la técnica del brumeo.

Espero que os guste.

Acto Cuarto

Nuevos cachoros, los hermanos Muela. Esta temporada se han ganado el titulo de alumnos aventajados, con muchísimas ganas de aprender y con mucho tesón y nos menos coraje, han conseguido emboscar con éxito muy buenas capturas de pelo oscuro y pelirrojos. Estas han sido algunas de sus capturas, no tiene desperdicio.

El primero de los hermanos Muela que se vio en pleno fregao fue THELVA que en una de sus primeras salidas y con un aparejo para el vivo clavaba un magnifico ejemplar de Corvina, la pelea fue tensa y muy dura, ya que el compañero era de las primeras veces que se veia en semejante tesitura, conexión directa con un Leviatan que empujaba como una locomotora al infierno.Tras una gran y bonita pelea emergio entregada una sobervia corvina de 31.5 kilates de puro bronce.

Muchisimas felicidades Miguel y seguir poniendole el listón alto a tu hermano🙂

Ahora le toca al pequeño de los Muela, SHEITAN que con más millas navegadas estaba frito por pelear con un Leviatan, ganas no le faltaban solo un poco de paciencia y llego. Y de que manera y otra vez al vivo. La primera carrera se asemeja mas a la embestida de otro animal, pero de tierra y con pitones… Las carreras cada vez se van distanciando más en el tiempo, pero no menos intensas. Cuando consigues meter al animal en cintura y tienes la linea a pique es cuando comienza el trabajo.

Es cuando cambias la forma de pelear con el animal, comienzas con pequeños bombeos para ir tanteando al oponente y las ganas de pelea (no es lo mismo clavar un animal por la llave, que traerlo por el estomago), una vez que tanteamos y con pequeños y continuos bombeos vamos despegando al animal del fondo. El ofrecera resistencia que combatiremos con el timón al ser arrastrados, por que lo sereís…

Los ultimos 10 metros el animal ya no ofrecera mucha resistencia, pero estaremos atentos a los bruscos movimientos que tendra al entrar en contacto con nuestra montura o reacción a algun sonido (normalmente algun grito). Solo queda asegurar por la boca con el bichero y al regazo…
con 15 kilates de Leviatan del Atlantico.

Acto Tercero

El tándem Bahio & Tornicon, se esta consolidando otro año más como uno de los más solidos a la hora de emboscar Leviatanes. A cual más meticuloso a la hora de trazar estrategias y manteniendo una sana rivalidad esta primavera se han desmarcado del resto con continuas capturas y otras pesqueras. Fieles a la técnica del vivo y siempre muy atentos a la temperatura del agua, vital para tentar a las corvinas.

Hace unos meses que el tándem B&T patrullan y acechan en busca de escama gorda y acumulan un magnífico bagaje en a lo que capturas se refiere, aunque siempre quieren más, buscan un nuevo desafío, una nueva captura con la que superarse… alto voltaje.

Aparcando los viejos hierros y reinventando el concepto de presentar un vivo en las mejores condiciones (pez herido) han depurado la técnica, lo que se ha traducido en un mejor porcentaje de picadas y capturas.

El mejor consejo para todos aquellos que quieran retar a un leviatan es la paciencia a la hora de aguantar la picada antes de clavar, graso error si no dejamos comer al animal. Este error muy común en los noveles en esta modalidad, ya que no dejan el freno del carrete lo suficientemente flojo para que la corvina saque línea una vez que ataca nuestra presentación y dejar que se engolosine. El mejor de los consejos es dejar que la corvina saque línea e ir poco a poco frenando a mano antes de clavar, en ese momento grandes dosis de sangre fría… (el resto es como coger el bus).

Recuperar la línea que vuela en los primeros minutos, y una vez que la corvina se encuentre a pique, aplicaremos un bombeo firme y continuo sin dar tregua, sin prisa pero sin pausa, el resto del trabajo lo realiza el cambio de presión (cada 10 metros de profundidad equivale a una atmosfera de presión) así que dejaremos subir la captura poco a poco y tendremos especial cuidado en los últimos metros donde el animal ya entregado nos dará su ultimo aliento en forma de círculos. En este momento dejaremos que sea el pescador el que decida si el mismo afianza la captura o pedirá ser asistido, esto lo marca el largo de la kameta y los nervios del momento🙂 ….

Una vez que tengamos la cabeza del animal en nuestro regazo le aplicaremos un pequeño corte entre la ventrecha y parte inferior de las agallas 2,3,4,5,6 chorritos de sangre y el animal se desangrara y dejara de moverse… porta peces y desanzuelado… de esta forma nos curamos en salud a la hora de manejar semejante captura y seguro que evitamos algún percance. Hace un par de años una corvina revoltosa me perforo el traje de neopreno con una de sus espinas de la aleta superior y me profirió un buen pinchazo en la zona del abdomen, cuando era desanzuelada.

Acto Segundo

Claudio Vitale “il Carabinieri” natural de Bari, Italia. Aventajado pescador de dentones con calamar vivo, así como de algún ROJO. Esta fue la carta de presentación del amigo Claudio cuando fondeo en las costas gaditanas, como curtido hombre de mar le costo muy poco adaptarse a las condiciones de pesca desde kayak y muy pronto comenzó su periplo tras los Leviatanes, solo necesito un par de salidas para comprobar la fuerza y la dureza que presentan los susodichos y bellos animales, siendo espectador de lujo cuando estas locomotoras suben a la superficie a comer lo que se les ponga a tiro y esta vez fue espectacular, il Carabinieri  parecía sentado en el sillón de casa mientras los coletazos rompían la tranquilidad de la mañana, derivando sobre un banco de jureles vio y sintió sobre su montura como uno de estos animales golpeaba el casco de kayak en uno de los frenéticos ascensos en busca de los jureles. Eso es para vivirlo.

La mañana de autos la mar mantenía un metro de mar de fondo lo que nos hacia levantar mas de lo normal nuestros aparejos ya que con esas condiciones los tres últimos metros hasta el fondo se tornan a turbio por efecto de la mar de fondo ya que el limo del fango se agita y se convierte en neblina con una visibilidad que no alcanza el metro, pues bien Claudio modifico la técnica y cambio a curricán de fondo con jurel vivo mientras el resto de los compañeros mantenían la técnica habitual de deriva.

Pronto su insistencia y tenacidad dio sus frutos y menos de media hora se encontraba peleando su primer Leviatán, curtido en cien combates ni hizo falta asistirle , mientras el resto de los compañeros disfrutábamos de un precioso combate y de su maña a la hora de castigar al animal que ofrecía resistencia al otro lado de la línea.

El animal emergió agotado y la maniobra de embarque fue rápida y precisa.

Claudio bravo, bravísimo e grande.

Il Carabinieri & Corvina en la orilla de 27 kilates.

Acto Primero

Hace un par de años que conocí a Álvaro, Aleva en el mundillo de la pesca en kayak. Reservado y muy resolutivo a la hora de aportar ideas, y a la hora de tirar de remos nunca le han faltado ganas, su objetivo era pescar un gran pez, ese pez que marca un antes y un después en un pescador. Con muchas ganas de aprender y curtirse como un viejo de la mar y siempre a la altura de las circunstancias, se ha forjado durante estos años como una gran Serviola a la hora de contar con el en todas las emboscadas en la que ha participado y siempre queriendo aprender y dándolo todo.

Pues bien ese día tenia que llegar y llego, y de que manera. Esta temporada ya había presenciado varios combates interesantes pero el aun no se había enfrentado a una Corvina o como cariñosamente las llamamos Leviatanes del Atlántico, pues bien Aleva llego tu momentun…

La tarde antes, hablábamos de las condiciones de la mar, repasamos los hierros y bromeamos sobre cuando llegaría la deseada lucha con uno de los gordos, el no imaginaba lo que en muy pocas horas trascendería, tu momentun estaba tan cerca.

Tras arbolar los kayaks y hacernos a la mar tocaba hacerse con algún pequeño jurel con el que tantear  los veriles presentándolo al vivo. La mañana transcurría tranquila hasta que los “jauleros” rompieron el silencio de la apacible y tranquila mañana…

Pasaron las horas sin que ningún “allegro molto di carraca” nos embriagara con su sonido, pero en una de las pasadas y al rebufo de la piedra, te tragaste la picada en vivo, no hizo falta que el sonido del carrete te hiciera disparar la adrenalina, picada en dos tiempo y zas. Gran combate presento y buen paseo que te marcaste, el equipo ligero combinado con el arrastre a la deriva fue letal para el Leviatán y poco a poco te cobraste la pieza.

Te agradezco las sinceras palabras que me dedicaste tras la captura, pero el merito es tuyo por seguir luchando como lo has hecho hasta vencer a tu Leviatán, tierra de libertad, hogar de valientes.

26 kilates de Bronce

Equipo Apeská, Junio 2012

~ por Apeská en 6 octubre, 2012.

21 comentarios to “Corvinas: como dijo Jack el Destripador, vamos por partes.”

  1. Buena pesca! Lastima la ultima foto, pero siempre completo todo por aquí.

  2. ohhhhhh, Alvarooooo, pedazo de enhorabuena tan grande como ese pedazo de bicho, ¡QUEREMOS VIDEO DE LA LUCHA!.

    Un abrazo.

  3. Preciosa historia venciste a tu Leviatan ,saludos Alvaro.

  4. Alvaro, tremenda y merecidísima captura. Pues no me has dicho veces… A ver que día me toca… ya la tienes ahí. Enhorabuena

  5. grandioso animal que muy pocos tienen la suerte de comprobar su fuerza . un saludo felicidades

  6. Que bestia,Enhorabuena Alvaro ,te lo mereces.
    Que pena que no pudo quedar plasmado en un video…
    El despiece estupendo.
    Un saludo
    Jesús

  7. Enhorabuena para Aleva, me alegré mucho cuando me enteré. Ese día el mareo pudo conmigo, nunca más sin mi biodramina. También para todos los que habéis capturado ejemplares parecidos este año.
    Saludos a todos.
    “Raspacejo”

  8. Gran pescador. Mejor persona. Se lo merece, pero no por nada, se lo merece por buenas mañas. Una cosa es intentarlo y otra muy distinta es perseguirlo. Tomaremos nota.
    Un saludo a todo el equipo.

  9. Por la parte que me toca.. daros las gracias a todos y mi enhorabuena al compañero Claudio.

    Para mi es un sueño cumplido.. la captura que uno nunca espera poder realizar.. y que he tenido la suerte de poder sentir desde un kayak.. GRACIAS a todos los compañeros que de forma desinteresada, mediante foros, blogs, webs y peor aún, físicamente, han colaborado para tal consecución.

    Un abrazo..

  10. Sin duda alguna preciadas y dificiles capturas y felicitar a ambos,tremenda lucha con muy preciado trofeo el cual tuve suerte de apreciar alguna de ellas en el escenario de la batalla,aunque creo que pescar podemos tener todos algun dia de suerte y que nos toque a uno mismo…pero lo que es significativo la manera de narrar, de contar, de vivir,transmitir dichas aventuras y que sigan…bonitos relatos javi.

  11. Hola a todos, equipo APESKA.
    Este año 2012, están temblando las corvinas por vuestra zona. Me dais envidia cochina, pues yo por el momento sigo con el Kayak colgado en el garaje y las Cañas por mojar.
    Bueno, por lo menos me conformo con ver a compañeros sacando bichos. Que por otros foros, dicen que no hacemos mas que promover pescas de peces pequeños, caballas, jureles, yampugas, etc. No se habían enterado que todavía no habían llegado la época de las corvinas……jeje.
    Es una pena, y me vais a permitir, poner un animal despiezado, pues es una de las imágenes que no gusta ver…
    Por lo demás, felicidades y espero ver una todavía mas grande….

    Un abrazo.

  12. muy buenas capturas y la crónica no tiene desperdicio gracias por los consejos un saludo y felicidades

  13. Mi enhorabuena a todos por esas buenas piezas y al narrador de las historias

  14. Desde luego es un artículo que hace disfrutar tanto al lector como al pescador, no solo por las imágenes de capturas y por la forma de presentar por actos una suerte cíclica que se busca de forma tenaz desde la experiencia que da el haber vivido estos combates antaño, sino porque en una segunda y tercera lectura se percibe la tremenda planificación que requiere localizar, incitar y pelear el pez por excelencia de las aguas Atlánticas.
    Felicitar a los afortunados que tras recibir la picada, bien aconsejados por los experimentados pescadores que forman el equipo Apeská, tuvieron a bien subir la captura a bordo, y agradecer a Kameta una exposición clara del momento de asegurar el pez una vez a bordo, son situaciones que pueden llevar a un auténtico desastre si acabamos heridos de gravedad sobre nuestra embarcación…
    En cuanto a la última foto… entiendo que incluirla en este precioso artículo deja a las claras que el objetivo de la pesca recreativa desde kayak es disfrutar de lo que pescamos con la familia y amigos alrededor de la mesa, pero que no siempre resulta del gusto de todos…
    Un abrazo y a seguir pescando leviatanes amigos del Sur…
    Arturo “Caballa”

  15. Preziosa la pesca …..y los amigos!!! ; )

  16. Sois muy grandes… un abrazo javi, tengo ganas de verte… un saludo

  17. Un gran articulo Javier .Un placer haber podido disfrutar de tan maravilloso año junto al equipo apeská,para mi cada salida suponia un reto personal ,intentar clavar algun ejemplar de gran porte como el que nos teneis mal acostumbrados a ver.Tras varias salidas alguna derrota y muchos consejos lo consegui,muchas gracias por un año inolvidable.
    Un abrazo Jesús

  18. Sensacional ramillete de preciosas capturas compañeros.

    Sin duda se nota que sabéis lo que os traéis entre manos, mi más sinceras felicitaciones por estas 7 magníficas entregas y el agradecimiento por compartirlo.

    Nosotros este año por Huelva hemos tenido una temporada bastante irregular, pesqueros que tradicionalmente han dado corvinas de porte no las han olido, aunque al final se ha dado con ellas.

    Un saludo.

    Raulubi

  19. Simplemente me quito el sombrero, felicidades Javier por tan bonito y elaborado documento, me apunto lo del dedo de Dios…

  20. Felicidades Javi.. excelente el articulo en su totalidad!! Actos con narraciones llenas de vivencias y detalles que si el personal sabe leer entre líneas.. tendrá mucho ganado!

    Saludos y un fuerte abrazo.

    Álvaro “Aleva”.

  21. im presionante…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: