Barbate, del arabe Barbat.

Tiene un núcleo urbano y algunas pedanías importantes: Zahara de los Atunes, Los Caños de Meca y Zahora. Tiene 25 kilómetros de costa, en la que se encuentran las playas de Mangueta, Zahora, Los Caños de Meca, Hierbabuena, Nuestra Señora del Carmen, Cañillos, Pajares y Zahara de los Atunes.

Custodiado por El Cabo Trafalgar, del árabe: رأس الطرف الأغرّ, se trata de un pequeño islote situado entre las ensenadas de Conil y Barbate unido al continente por un doble tómbolo de arena, que se considera el extremo noroccidental del estrecho de Gibraltar. En él hay un faro y restos arqueológicos de una factoría romana de salazones y de un asentamiento hispano-musulmán.

En sus inmediaciones tuvo lugar el 21 de octubre de 1805 la célebre batalla de Trafalgar, en la que la escuadra franco-española fue derrotada por la inglesa al mando del almirante Nelson. Sin comentarios…

Ya en la época romana con la denominación de Portus Baesippo, Barbate era un importante puerto pesquero que se dedicaba a la almadraba. Posteriormente en la época musulmana pasó a denominarse Barbat, al igual que su río. La reconquista Alfonso X el Sabio y pasa a ser dependiente de Vejer de la Frontera, donde estaba el puerto propiamente dicho.

Hoy en día sigue viviendo de la pesca de cerco (traiña) y del turismo, gracias a sus playas de arena blanca y su estupendo clima. La almadraba es una actividad estacional, durante el paso migratorio del atun rojo hacia al Mediterráneo (del derecho) y de la vuelta de este al Atlántico (del revés) tras deovar.
Pesca del atún en Barbate

Entre los acontecimientos más señalados en las últimas décadas podrían destacarse: la expropiación de la Sierra del Retín (incluyendo las Hazas de la Suerte) por el Ministerio de Defensa en 1982, la declaración como Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate por el Parlamento Andaluz en 1988 y la ruptura total de los tratados de pesca con Marruecos en 1999.

Estas ultimas incursiones nos han deparado jornadas de pescas muy variadas, en la pesca y en las capturas. Como tecnicas a emplear siempre hemos recurrido al currican. Las especies capturadas han variado desde las recurrentes caballas, los autoctonos jureles doraos, y pelagicos como el palometon y pequeños tunidos. Como zona de pesca, la barra y cambios de color de las aguas del rio.

Detalle de la librea del palometon.

Acantilado

El acantilado de la Breña alcanza los 100 m de altura sobre el mar en su punto más elevado, donde se encuentra la Torre del Tajo, una antigua torre de vigilancia del siglo XVII. El acantilado está formado básicamente por roca calcarenita con capas horizontales de margas arenosas impermeables, lo que provoca que los acuíferos del monte superior surjan en distintos puntos de la pared del acantilado, formando los famosos Caños que dan nombre a la localidad de Los Caños de Meca. En el acantilado también se produce el efecto espray salino, en el que la espuma de las olas al chocar con las rocas es elevada por el viento y salpica toda la pared, formando en ella depósitos de sal. Esta curiosa mezcla de sal y surgencias de agua dulce provoca la aparición de una vegetación diversa, desde especies halófitas hasta musgos, higueras y zarzas.

Los acantilados acogen una importante pajarera de aves que buscan nidos protegidos en la pared rocosa, destacando la colonia de gaviota argéntea y de garcilla bueyera, aunque también existen garcetas, palomas bravías, grajillas y estorninos negros.

Debido al material de la pared del acantilado, éste se disgrega en grandes bloques que posteriormente se van rompiendo con el oleaje, por lo que a lo largo de la historia ha ido retrocediendo, dejando en el fondo del mar una sucesión de rocas sobre sustrato arenoso. Este fondo marino propicia un rico hábitat de especies, con profusión de algas, moluscos y todo tipo de peces, lo que justifica la protección dentro del parque de 1 milla náutica a lo largo de todo el acantilado.

36°10′44″N 5°58′22″O

La marisma

Ave en las marismas

La marisma es un vivero natural de peces como se comprueba con la gran cantidad de alevines que hay, cuyas dimensiones van de 30 a 100 mm y que pasan en esta zona sus primeros meses de vida.

Entre las especies más interesantes están la dorada, el robalo, el lenguado, la anguila, baila y lisas.

Los bancos de moluscos de interés comercial (almeja, ostión, mejillón y verdigón) están condicionados por la calidad del agua y el tipo de sustrato. Salvo la coquina (Scrobicularia plana) el resto de los moluscos limitan su área de dispersión a la zona de salinidad de influencia marina, desde la barra hasta Pozo Montano, además de algunas pequeñas manchas en la boca ancha.

El langostino realiza parte de su ciclo en el río Barbate, penetrando la larva y criándose en las zonas más ricas de agua salobre, para en invierno abandonar el río saliendo al mar. Existen especies de camarones y cangrejos.

Sobre los pastizales de zonas altas de suelos lavados se encuentran estorninos Sturnus spp., garcillas bueyeras y trigueros (Miliaria calandra). En invierno cuando estos aparecen encharcados abundan las avefrías (Vanellus vanellus) y en menor número, chorlitos dorados (Pluvialis apricaria).

En las planicies salinas crían la terrera marismeña (Calendra rufescens) y la común (Calendra brachydactila). Propios de estas zonas son también la canastera Glareola pratincola y la cogujada (Galerida crstata). En las proximidades del agua encontramos lavanderas blancas (Motacilla alba) y boyeras (Motacilla flava) y es frecuente el buitrón.

La pesca en Kayak

Las tres jornadas de pesca se centraron en el tringulo formado por la punta del espigon de abrigo, las piedras de poniente de la barra del rio y un punto de la playa situado a mitad de la playa del Carmen. El carrusel comenzaba a dar sus frutos ya que las arcas y “Charlis” cerraban filas sobre la parpuja y los jureles doraos.

Pero sorpresa los jureles doraos a su vez estaban siendo intimidados por un nutrido banco de pelagicos reecarnados en palometones de entre 4-6 kilates.

Pronto nuestros montajes dieron sus frutos y en la primera pasada fueron jureles, pero el ultimo del carrusel toco palometon, la unica diferencia era a la profundidad a la que presentaba sus dos señuelos.

Tocaba cambiar a babero largo y lance corto para mantener los señuelos a ma de cuatro metros… palometones y mas palometones.

Primer acto.

El segundo día de incursión nos deparo una jornada marcada por la falta de actividad tanto en superficie, que es lo que no interesaba, como en las zonas de picadas. La mañana amanecio más fria que el día anterior y con una espesa niebla que cubria toda la barra del rio, una mar de fondo de 1.7 que nos obligaba a salir pegados al espigon pequeño del puerto de Barbate, ya que las olas entraban mas espaciadas y con una altura menor.
Largue dos cañas al currican una con señuelo de superficie, una Tormentor de 9 cm y en la otra caña deje salir una Fat Rap Rapala de 11 cm que me daria algo mas de profundidad, la distancia me la marcaría las picadas sin captura.

A medida que transcurria la mañana algunas obladas hacian travesuras a los señuelos de superficie, pero ni rastro de los jureles ni de los depredadores. Hasta que todo estuvo en su sitio, el sol subio, la temperatura tambien, llegaron las arcas y nos marcaron donde andaban los jureles, el mar como una balsa de aceite.

Pasada tras pasada hoy no podiamos realizar el carrusel ya que nos era imposible acercarnos a la barra del rio. La mar de fondo rompia unas veces en la barra y otras en las piedras de poniente de la barra, casi 400 metros de zona batida por la espuma…
No quisimos arriesgar y las capturas pocas y con cuenta gotas nos mantenian atentos a cualquier indicio de actividad en superficie.

El día pasaba y la jornada muy pobre concluia, algunas obladas y media docena de jureles kileros. Todo ceso cuando las arcas decidieron irse, como avisando de que ya estaba todo el pescado vendido…

Cansados y quemados por una jornada tan machaca, plegamos y a la espera de que las condiciones cambien o vuelvan a ser lo más parecido al primero de los días.

Segundo acto.

Por fin se repetian las condiciones , más o menos, de la primera de las jornadas, la mar de fondo habia bajado hasta el medio metro, los “Charlis” picando la superficie del agua, las arcas se mantenian en formación con sus caracteristicas zambullidas, vamos al agua.

Fieles a lo que había funcionado, repetimos mas o menos el mismo montaje, yo mantuve una Tormentor de 9 cm para la superficie y un angilon de 12 cm con grillete lastrado y a pelo, para trabajar toda la gama de profundidades, ya que en cada giro, cambio de rumbo y velocidad, todo esto se transmite al angilon…

Primera pasada, Torni tiene una picada muy buena y despues de una interesante pelea en 4 metros de agua cobra un tunido menor, que se de buena tinta que caera en salmuera-mojama…
Gran pelea y picadas fallidas a medida que me acercaba para inmortalizar el momento.

Bien armado el alistado despues de un día tentandolos, los señuelos terminan muy castigados y recordar que cuando un señuelo le entra agua, ya deja de pescar… misterios de la madera de balsa.
Algun jurel corrio y mordio el angilon pero los alistados no.
Las picadas y los combates se alternaban con los despesques y la rotura o apertura de poteras, ya que pescando con señuelos de 9 cm las poteras no estan preparadas para semejante castigo.

Pronto nos abandonaron los “charlis”… algo pasaba, las picadas se espaciaron mas de lo esperado, las arcas se dispersaban en varias direcciones lo que nos hacia dividirnos con desigual resultado… Torni ganaba.
En la bocana del puerto los jureles nos dieron un recital de caza, cuando sus lomos rozaban la superficie del agua como una bala rozando la superficie… todo un gran espectaculo. Rey-Mon lo intento de todas las formas posible incluso monto una caña de spinning y bombeta… nada de nada, estaban engorilados comiendo en superficie.

Rodi, me acorde de ti, con unos streamers y una caña de mosca, es el proximo reto para el kayak…

Parada tecnica.

Pronto ceso la actividad en su totalidad y la tendencia fue la de los dias anteriores, al desaparecer las arcas apaga y vamonos.
Hemos aprendido una vez más, que determinadas zonas o condiciones son necesarias para que la pesca salga, las jornadas no se vuelvan tediosas y en definitiva pasar un buen rato.

Aprobecho estas lineas para dedicarle con todo mi cariño y afecto estas lineas a Mariano, pescador y persona.

Equipo Apeská, Diciembre 2011.

~ por Apeská en 21 diciembre, 2011.

5 comentarios to “Barbate, del arabe Barbat.”

  1. Creo que algo de fresco pasarón.

    Kameta

  2. Como lo pasais, envidia me das Kameta.
    Pronto te llegaran tus “chuches”

    Felices Fiestas y salud.

    Oliver.

  3. Que buen sitio, para jornadas de pesca tan esplendidas como esas , saludos.

  4. Es cierto, se trata de una ensenada a resguardo de los vientos y la mar, donde y por motivo de la desembocadura del rio Barbate, se concentra una gran cantidad de peces pasto, lo que atrae a los pelagicos.
    Se trata de un paraje singular.

    Kameta.

  5. bonita costa y my buenos fondos saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: